De cómo remendar un Quilt…

Publicado por el 29 marzo, 2021 en restaurar un Quilt, Slider | Sin comentarios

A veces puede pasar que nuestras mascotas, cómo es el caso que os voy a narrar, encuentren tan llamativo tan calentito, algo que está ahí… arrumbado en el sofá, que sin dudarlo dos veces la emprendan a bocados sin más.

Tras el disgusto del momento, y la regañina al pobre animal, no queda otra que respirar, tranquilizarse y pensar.

Lo primero de todo, revisar en la caja en la que vamos acumulando esos restos de telas, cruzar los dedos y encontrar el mismo que utilizamos aquella vez y lo suficiente, claro está, para remendar.

Lo siguiente y con mucho cuidado, ayudándonos de un abreojales, empezar a descoser la zona del desastre. Lo bueno que tienen nuestras labores es que al ser cuadrados (la gran mayoría de las veces), no nos va a costar mucho que digamos extraer la pieza afectada y rehacerla.

Trabajaremos en este caso dos cuadrados, uno liso y otro compuesto. La puntada que usaremos para la restauración de la zona afectada será la puntada escondida y la técnica aplicación, previamente habremos cortado y unido esas piezas, antes de ubicarlas de nuevo en la zona.

Hasta aquí todo bien, porque la parte delantera del Quilt la podemos trabajar cómodamente… ¿pero?, ¿qué pasa con la trasera y con el agujero que sigue estando ahí? si encima resulta que es una pieza entera, no hay que preocuparse, todo tiene solución.

Preparamos una etiqueta, la mía humorística jajaja no podía ser otra…bordar un perrete, un texto y la fecha del suceso. Creo que las imágenes hablan por si solas.

No es el único que he tenido que remendar, perrete le cogió el gusto a eso mordisquear, sin saber el valor que pudiera tener. Espero que os sea de ayuda.

Gracias por dedicarme un ratito de vuestro valioso tiempo :-)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *